FOIE GRAS. DE POLLO. ORGÁNICO.

Sin Gluten | Low-Carb | Sin Lactosa

Si no leyeron mi artículo acerca de las vísceras, les recomiendo meterse una leídita antes de seguir con esta receta para que aprendan un poco más de mi amor por este grupo alimenticio y sus beneficios.

Pero como ya les hablé acerca de las vísceras y me gusta acompañar mis recetas con un poco de ciencia y consciencia, voy a acompañar esta receta con la importancia de mantener nuestro propia hígado saludable

DESINTOXICACIÓN DEL CUERPO

El hígado es responsable de guardar y convertir nutrientes aportados por la comida para que nuestro cuerpo los utilice, obviamente trabajando en conjunto con el resto del sistema digestivo – el estómago, el páncreas y la vesícula.  Ayudando al metabolismo de las grasas, las proteínas y los carbohidratos, el hígado se asegura de que nos niveles de glucosa en la sangre estén estables para prevenir desbalances en los niveles de azúcar en la sangre y otros problemas metabólicos. Recordemos que son estos desbalances del azúcar los que se encargan de incrementar el riesgo del cáncer en el cuerpo. 

El higado logra esto filtrando las toxinas de la comida que consumimos y las toxinas ambientales a las que nos exponemos, actuando como un purificador de la sangre, pues elimina las toxinas del cuerpo y deja sólo los nutrientes esenciales. Así que, si el hígado no está funcionando correctamente, nuestra habilidad de desintoxicarnos se ve gravemente afectada. 

Cuando el hígado tiene una sobredosis de toxinas, crea una catarata de inflamación crónica sistemática, que luego, y al mismo tiempo, afecta negativamente la habilidad del hígado de eliminar toxinas. Este círculo vicioso entre acumulación de toxinas e inflamación sólo se puede romper limitando nuestra exposición a estas y ayudando a que el hígado retome su habilidad natural de desintoxicación.

FOIE GRAS

La carne de hígado, de pollo o de res, de hecho colabora no sólo al propio funcionamiento de nuestro hígado sino que aporta una inmensa cantidad de vitaminas y nutrientes a nuestro cuerpo. El hígado de pollo es bastante parecido al hígado de res en cuanto a sabor, pero tiene la ventaja de tal vez ser un poco más suave y al mismo tiempo se presta mejor para hacer diversas recetas como este paté. 

Mi amor por el paté empezó hace unos 15 años en París con las exquisiteces que se encuentran por toda la ciudad. Un poco de foie gras con mermelada encima de una baguette fue en muchas ocaciones mi debilidad. Esto, hasta que aprendí la forma en que se hacía el patê du canard y por amor a los patos no pude digerirlo más. Además de que en muchas ocasiones lo mezclan con cerdo y mi alergia a esta proteína no me permite consumirlo. Sin embargo, en el fondo del corazón de mi estómago, siempre quise volver a saborear la suavidad de la carne de untar. 

Volviendo al presente, me encuentro escribiendo acerca de las vísceras y se me hace agua la boca al pensar en un buen patê, cuando recuerdo que tengo hígado de pollo en el congelador. Así que heme aquí descongelando el hígado para transportarme a París pero esta vez canalizando una dieta más humana, más orgánica y de comidas enteras sin conservantes o preservativos. 

Una vez el hígado esté descongelado, lo marino con sal y pimienta por 20 minutos. Mientras tanto alisto el resto de los ingredientes y pico el chalote. Si no tienen chalote, una buena combinación de ajo y cebolla roja (desangrada) también sirve.  

Luego, hay que calentar un sartén a fuego lento, cuando está caliente agrego la mantequilla y cuando esta derrite, pongo el hígado a sellar. Este paso es super importante. Debemos sellar el hígado por aproximadamente 2 minutos (dependiendo de qué tan grueso sea) por ambos lados. Es importante que no se cocine completamente, queremos que el hígado tenga un termino medio crudo o sino el paté no será suave sino grumoso. 

Cuando está sellado se puede agregar a una licuadora poderosa o, como yo, a un recipiente para la batidora de mano y lo dejo a un lado. En el mismo sartén, agrego un poco más de mantequilla y sofrío el chalote y el perejil picado. Esta parte es crítica para captar el sabor.

Tal vez tome un poco de veces raspar la licuadora, pero prometo que el resultado de esa paciencia será un suave y apetitoso paté. En la nevera, ese mismo día encontré media naranja (ojalá hubiera sido mi media naranja, pero tranquilos, era sólo una cualquiera media naranja) y unas cerezas. Con un poco más de paciencia puse a hervir a fuego lento estos do,s con un poco de limón, agua, unas gotas de stevia y un cuarto de cucharadita de gelatina.  Cuando espesó, lo pueden retiré del fuego. Dejé enfríar ambas cosas y las Luego las guardé en la nevera por un par de horas. Yo no pude guardar las mías por mucho tiempo, esa misma noche terminaron en mi estómago. 

INGREDIENTES

  • 250 grs de hígado de pollo orgánico 
  • 4 cucharaditas (llenas) de mantequilla
  • 1 chalote mediano/grande
  • perejil
  • 3 cucharadas de whisky
  • sal y pimienta la gusto

PREPARACIÓN

  1. Marinar el hígado por 15 minutos en sal y pimienta.
  2. Poner a calentar un sartén a fuego medio bajo. CUando esté caliente agregar 3 cucharadas de mantequilla.
  3. Sellar el hígado de 2 a 5 minutos por cada lado dependiendo del grosor.  Tiene que quedar un termino medio crudo o sino quedará grumoso.
  4. Retirar del fuego y meter a la licuadora.
  5. En el mismo sartén, sofreír el chalote con el perejil en 1 cucharada de mantequilla. Cuando empiece a cocinarse agregar con cuidado el whisky. 
  6. Una vez el chalote esté suave, se agrega toda la mezcla a la licuadora y se bate con el hígado.
  7. Servir en un recipiente de vidrio y dejar enfríar. Acompañar con pan de masa madre, crackers o mermelada.

TIPS

  • Si quieren guardar el paté en la nevera hasta por una semana, agreguen una de ghee capa de medio centímetro de grosor encima del paté. 
  • Pueden acompañarlo con cualquier otro típo de mermelada sin azúcar añadida para matizar el sabor.

Si tienen alguna pregunta no duden en escribirme. Disfruten!

Con amor,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s