CLEAN 15!

Junto con los DirtyDozen, el EWG publica un estudio de los 15 alimentos menos contaminados con pesticidas. Estas frutas y verduras, aunque pueden estar poco contaminadas, siempre es recomendable lavarlas. 

Debes tener especial cuidado con la papaya y el maíz dulce pues tienden a ser sembrados con semillas genéticamente modificadas. Si no quieres consumir estos alimentos, ten cuidad a la hora de mercar y siempre opta por alimentos orgánicos y locales.

5 Beneficios de la Agricultura Orgánica y Local

APOYA A TU COMUNIDAD

Las prácticas agrícolas sostenibles ayudan a mantener a los pequeños campesinos felices y saludables y mantiene químicos tóxicos fuera de la tierra y fuentes de agua. Es importante, además, apoyar a estos campesinos para que haya un cambio político socioeconómico en el que se dé más subsidio a estos agricultores y la oferta de productos orgánicos suba a la misma rata de la demanda. Mejorar nuestra relación con quienes siembran nuestra comida no sólo mejora el precio y disponibilidad de los productos, sino también genera justicia, solidaridad, y bondad. Acércate a los mercadillos y conéctate con los agricultores para que ellos sientan que tienen un consumidor que será más valioso que el que compra comida convencional.

COLABORA CON EL MEDIO AMBIENTE

La agricultura orgánica ayuda a tener mejor tierra. La tierra, en su salud óptima, está compuesta de trillones de microorganismos vivos. Sin embargo, el glifosato y otros pesticidas son tóxicos para la bacteria buena de la tierra y elimina insectos que ayudan al sano crecimiento de la comida. La comida orgánica es en su mayoría libre de glifosato y promueve una tierra fértil. Al cultivar orgánicamente, la rotación de las cosechas disminuye la destrucción masiva y drástica de ecosistemas críticos para la salud de la fauna y flora local. De nada nos sirve cultivar más comida en un pedazo de tierra, si luego de cosechar este pedazo, la tierra va quedar obsoleta.

RECIBE MÁS NUTRIENTES

Cuando compras productos agrícolas que vienen de otro país, te estás exponiendo a un producto que haya sido cosechado antes de su punto de maduración. Este producto es transportado en gas etileno para que siga madurando sin podrirse. Cuando llega a su destino está listo para consumir. El problema es que en este proceso el alimento pierde nutrientes especiales que sólo se producen al crecer naturalmente. Por eso la importancia de comprar productos agrícolas de temporada y locales. Aprovecha lo que tu tierra da y recibe toda la densidad nutricional.

MEJORA TU SALUD

Se ha encontrado que las personas que se alimentan con una dieta orgánica efectivamente tienen menos residuos de glifosato en sus sistema. De igual forma, las vacas alimentadas sin concentrado genéticamente modificado tienen un sistema más limpio —otra razón para comer carne y colágeno (¡ojo con tus suplementos!) de vacas alimentadas con césped. La universidad de California en Berkeley y en San Francisco hicieron un estudio en el que demostraron que los niveles de toxinas y pesticidas en el cuerpo se reduce enormemente con tan solo días de probar una dieta completamente orgánica. La estadística que más sorprende del resultado es la reducción de un 95% de una toxina llamada malatión que está asociada con daño cerebral en los niños.

REDUCE EL RIESGO DE CÁNCER

Un estudio publicado por el diario JAMA de Medicina Interna encontró que aquellas personas que se alimentan de comida orgánica tienen un riesgo significativamente menor de contraer cáncer. El estudio realizado con aproximadamente 69,000 adultos franceses, en su mayoría mujeres, compara el consumo de productos orgánicos con las ratas de cancer en el transcurso de cuatro años. Aquellos con dieta orgánica fueron 25% menos propensos a contraer cáncer—reduciendo el riesgo de Linfoma No-Hodgkin por 73% y cáncer de seno postmenopausal por 21%. La mejor parte del resultado es que aquellos que no llevaban una dieta extremadamente saludable pero sí elegían consumir productos orgánicos también bajaron su riesgo.

Si donde vives hay poco acceso a productos orgánicos, busca conectar con los campesinos y agricultores para conocer sus prácticas agrícolas. Pregúntales si ellos mismos se comerían su producto y compra productos que estén en temporada para reducir el riesgo de que estén contaminados con pesticidas. También puedes tener un día a la semana en el que no consumas carne roja o blanca, en especial si no puedes conseguir carnes orgánicas de alimentación con césped.

Gracias por leerme,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s