ENSALADA DE JICAMA

Sin Gluten | Sin Azúcar | Low-Carb | Cetogénica | Paleo | Vegana | Vegetariana

La Jicama, o Pipilanga como le llaman en Colombia, es una raíz Mexicana prima de tubérculos como la yuca y la batata. Aunque por lo general los tubérculos son altos en hidratos de carbono, la Jicama es la excepción y la hace la reina de belleza de la familia. Y ¡no es para menos, guey!

Algunas de las características que nos hacen amar la jicama son:

  • Puede durar hasta cuatro semanas en un lugar oscuro y fresco. En la nevera se puede refrigerar una vez abierta o pelada, pero es recomendable consumirla pronto pues el almidón se puede convertir en azúcar.
  • Es tan versátil que la podemos consumir cruda o cocinada, en cubitos, rallada, en polvo, o rebanadas.
  • Aunque baja en calorías, su densidad nutritiva es grandiosa, ayudando a la absorción del calcio, actuando como probiótico en el intestino y mejorando el sistema immune por su alto contenido de vitamina C.
  • Tiene una gran cantidad de potasio, por lo que ayuda a prevenir las enfermedades cardiacas.
  • Tiene un índice glicémico muy bajo haciéndola apta para diabéticos y dietas Paleo, Low-carb y Cetogénica.
  • Según un estudio del Diario Británico de Nutrición, su alto contenido en inulina, un tipo de fibra, ayuda a reducir el riesgo del cáncer de colon preventivamente y curativamente reduce el riesgo de metástasis.

Recuerda siempre pelarla, pues a diferencia de otros tubérculos como la batata, su cascara es tóxica.

Esta receta es perfecta para 4 personas y, si tu ingesta de azúcar te lo permite, le puedes añadir unos trozos de fruta para endulzarla un poco. La mandarina y los arándanos son un gran acompañamiento para esta ensalada.

INGREDIENTES

  • 2 tazas de rugula orgánica
  • 3 rabanos tajados en rebanadas 
  • 1 jicama grande
  • 1 cucharada de semillas de cáñamo
  • 1 cucharadita de semillas de ajonjolí negro
  • sal, paprika y pimienta al gusto
  • Una pizca de chile en polvo
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • 3 cucharadas de aceite de oliva

PREPARACIÓN

  1. Pela la jicama y partial en cubitos. 
  2. Mezcla todos los ingredientes en una ensaladera y a comer!

TIPS

  • Para sacar las lonjitas de rábano puedes usar un pelador de papa. Es muy eficiente y no tan peligroso como una mandolina.

Si tienes alguna pregunta no dudes en escribirme. Disfruta!

Con amor,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s