EL GLIFOSATO: ENTRE LA SALUD Y LA SEGURIDAD

En 1943 Abraham Maslow nos enseñó que el ser humano antes de poder llegar a la plenitud necesita tener unas necesidades básicas cubiertas. En la jerarquía de estas necesidades lo fisiológico y la seguridad son la base para poder crecer. Mientras no tengamos salud y seguridad, no podremos ascender a nivel personal. La semana pasada en Colombia hubo una audiencia para presentar el uso de la aspersión del glifosato como método de erradicación de los cultivos ilícitos. El controversial químico divide tanto al pueblo como al gobierno, pues con el glifosato no hay un area gris, o es absolutamente tóxico y letal o no causa ningún daño.

En Colombia el dilema es si la seguridad nacional, al erradicar la producción numero uno en el mundo de coca, es más importante o por lo menos igual de importante a la salud de los policías, el ejército, el equipo de aspersión, los campesinos y agricultores, y todo el pueblo Colombiano que se alimenta de los cultivos a los que les cae el glifosato por contaminación del aire y el agua. 

El glifosato y los organismos genéticamente modificados (más adelante les hablo de esto) son un tema político-socio-económico-ambiental con impacto de una magnitud que tal vez pocos podemos entender o procesar. Desglosar el tema en su totalidad llevaría más de un libro que no muchos se han atrevido a escribir. Para analizar cómo nos afecta el glifosato, no sólo en términos generales de seguridad nacional y salud social, sino también en un nivel más microscópico en nuestro día a día, es importante entender:

  1. La cronología e historia del glifosato 
  2. Su composición química y su relación con los organismos genéticamente modificados
  3. El comportamiento del glifosato en nuestro cuerpo y el medio ambiente

A medida que explique estos tres puntos, te darás cuenta de cómo el glifosato entrelaza la salud y el medio ambiente con la política y la economía global. Más que tratar de dar una opinión (que se darán cuenta es muy clara), es importante que aprendamos ciertas verdades y hechos acerca del glifosato para tomar una postura entendida de sus efectos en todos los ámbitos, pero especialmente en nuestro bienestar basado en la nutrición—el punto de este blog. 

Si quieres una guía rápida de este artículo, haz click aquí. 

¿DE DÓNDE SALE EL GLIFOSATO?

El glifosato fue descubierto por un científico japonés a finales de los años 50 después de que la maleza se volviera resistente a los que se había desarrollado en la segunda guerra mundial. En este momento, la ciencia de la agricultura y la toxicología buscaban un reemplazo para el dañino y cancerígeno agente naranja que se usó en Vietnam. Este Japonés, al darse cuenta que había encontrado una formula bastante tóxica para organismos vegetales, pero menos que el agente naranja, decidió patentarlo pero no hacer nada con este químico. Monsanto, que ya existía en esa época, compró la patente por una miseria. Monsanto sabía desde un principio que a nivel molecular y básico esta toxina mataba vida: era antimicrobial. Sin embargo, mercadeó el glifosato como un químico que sólo tenía un efecto a nivel vegetal y no tenía ninguna conexión con la biología humana.

En los años 70, La Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA) aprobó el uso de este químico para la agricultura. Monsanto mostró sus credenciales de seguridad — estudios realizados por ellos mismos — el EPA nunca pidió  a un tercero o compañía independiente que fuera a hacer estudios de seguridad. Hoy en día, Monsanto sigue sin permitir que un tercero haga estudios de seguridad. Luego de saturar el mercado agricultor y campesino en los años 80, Monsanto decide que es hora de distribuir directamente al consumidor. Pide permiso y efectivamente este es otorgado. Los estantes de las grandes tiendas se llenan de RoundUp – el herbicida cuyo ingrediente principal es el glifosato.

A mediados de los 90, cuando el mercado y la maleza se saturan una vez más, Monsanto se las ingenia para modificar la agricultura e incrementar la demanda de RoundUp. La modificación genética de semillas no se da hasta 1996, pero en realidad existe desde 1859 cuando el científico Charles Darwin propone la idea de domesticación y reproducción selectiva. Como la reproducción selectiva, los organismos genéticamente modificados (OGM) tienen cualidades que los hace “superiores”. Hay un gran malentendido con los OGM, pues el público piensa que se crearon con la idea de generar más comida y acabar con el “hambre mundial” cuando en realidad el objetivo de Monsanto, siendo ávidos en los negocios, era crear una semilla resistente al RoundUp para que esta pudiera ser fumigada en cantidades exorbitantes. Hoy en día, más del 90% de la cosecha de trigo, maíz y soya son de semillas genéticamente modificadas. 

¿QUÉ ES EL GLIFOSATO?

La química del glifosato es simplemente fabulosa. Su base es la glicina — uno de los 26 amino ácido no-esenciales. Es decir, que los seres vivos somos capaces de producirla y no necesitamos suplementarla con alimentos. Los amino ácidos son vitales para nuestra supervivencia. Son tan importantes que con tan solo 26 amino ácidos hacemos más de 70 trillones de células.

Zach Bush, MD. médico EstadoUnidense con triple certificación en Medicina Interna, Endocrinología y Metabolismo y Hospicio, explica que para formar el glifosato, la glicina es adulterada con fosfato y amína (un derivado del amoniaco) y eso le da su cualidad tóxica. Una de las cualidades más peligrosas del glifosato es que es soluble en el agua. La forma natural en que el cuerpo o la naturaleza producen la mayoría de sus toxinas es en forma de lípidos o moléculas solubles en grasa. Esto es importante pues en la tierra los hongos secuestran estas toxinas y en el cuerpo lo hacen las células de grasa para que las toxinas no se vayan al torrente sanguíneo y el cerebro quede expuesto a estas. Al ser, entonces, soluble en agua el glifosato puede moverse en diferentes medios. En el ambiente, se cuela en la tierra y llega hasta nuestras fuentes de aguas, cuando hace sol se evapora y está en el aire y luego vuelve y cae, creando un ecosistema de toxinas.

El glifosato fue creado como un antibiótico —algo capaz de matar células vivas. ¿Cómo lo hace? El glifosato bloquea el Camino Shikimate. Un proceso metabólico que usan las bacterias y las plantas para la biosíntesis de algunos amino ácidos.  Monsanto se ha agarrado de este hecho para argumentar que el glifosato no es dañino para las personas pues su principal blanco no se encuentra en la biología humana. Esto es correcto, pero su argumento cojea en el momento en que analizamos los amino ácidos que pierden estas plantas al contacto con el glifosato. Los amino ácidos procesados en el Camino Shikimate son esenciales para el ser humano — tenemos que suplementarlos con plantas o con animales que coman estas plantas. Monsanto, entonces, al bloquear este camino y la síntesis de estas proteínas, nos priva de estos amino ácidos contribuyendo a la malnutrición del ser humano. Zach Bush, MD lo explica de una forma sencilla “Imagínate que tienes las 26 letras del alfabeto con las que día a día formas tu vocabulario y tu lenguaje. De repente, un día, sólo puedes usar 19 de esas 26 letras. De esa misma forma se afecta tu cuerpo al no poder recibir estos amino ácidos”.

¿CÓMO NOS AFECTA?

Es por lo anterior, que uno de los argumentos más fuertes en contra de los OGM y del glifosato es que produce alimentos con poca densidad nutritiva. Esto sucede además por la infertilización de la tierra. Precisamente porque el bloqueo del Camino Shikimate sucede a nivel bacterial y en las plantas, el glifosato es sin duda alguna tóxico para la buena bacteria de la tierra y pequeños insectos que hace que los alimentos crezcan sanos.

Tomemos el trigo, por ejemplo. La forma en que se cultiva requiere que el trigo esté completamente seco antes de poder cosecharlo. Si está mojado o húmedo, no se puede cosechar. En el trigo, el RoundUp actúa como un agente secante, lo que permite que los agricultores cosechen a mayor velocidad que lo que naturalmente podrían, moviendo mucho más dinero que el que les cuesta fumigar. Sin embargo, la aceleración de secado produce un trigo que contiene más gluten que fibra.

El trigo ha sido parte de nuestra dieta desde hace cientos de años ¿Por qué, entonces, en los últimos 30 años se disparó la cantidad de casos de celiacos y sensibilidad al gluten? Nuestro sistema es naturalmente sensitivo al gluten, pero nunca lo ha sido tanto como hoy en día. Resulta que el glifosato tiene un efecto sinérgico con el gluten. Cuando el glifosato entra en tu cuerpo, se pega a la membrana del intestino, incrementando la permeabilidad del intestino (condición donde tu intestino es “permeable” y toxinas y partículas de comida se cuelan en tu torrente sanguíneo causando un sinnúmero de otros problemas).    

En la audiencia que hubo en Colombia, uno de los argumentos que hubo favor de la aspersión del glifosato, es que los científicos han comparado el daño del glifosato con la carne roja. Se argumenta que si el glifosato es tan dañino como la carne, entonces la carne también debería ser prohibida. De nuevo el argumento cojea — los estudios que se han hecho donde resulta que la carne es “probablemente cancerígena”, se han hecho con carne de vacas alimentadas con maíz…genéticamente modificado…rociado con glifosato ¿Coincidencia? La Agencia Internacional de Investigación del Cancer, La Organización Mundial de La Salud,  El Environmental Working Group, diarios de salud, científicos de investigación de universidades como MIT y Stanford coinciden en que el glifosato es cancerígeno para el ser humano. Saca tus propias conclusiones. 

Y ENTONCES ¿QUÉ HAGO

¿Que el glifosato está en todos lados? Si. Lamentablemente hoy en día el glifosato está en todos lados. Incluso en los campos y cultivos orgánicos. Es importante no alarmarnos y pensar que todo está perdido. Debemos usar esta información no para causar más estrés en nuestro cuerpo, sino para volvernos pro-activos. Hay que cambiar nuestra relación con la comida y con quienes nos proveen la comida. Crear una mejor relación con los agricultores y los campesinos. Un cooperativismo donde los campesinos se comprometen a crecer comida saludable para nosotros, pero nosotros nos comprometemos a ser su consumidor. Hace 5 años era imposible pagar la comida orgánica. Hoy en día es mucho más accesible y seguirá siéndolo siempre y cuando haya demanda y sigamos generando ese cambio socio-económico.

No te tienes que ir a vivir al campo ni tener una gran huerta para cambiar esto. Las ciudades no tienen que ser una imposición para cambiar nuestra relación con la comida local y orgánica. Nunca lo han sido — ni en la revolución industrial, cuando estaban creciendo las grandes ciudades como Nueva York y Los Angeles, ni en el Imperio Romano donde la ciudad y grandes estructuras no permitían que la población, de por si apretujada, creciera comida en su jardín. Con tan solo tener una planta de albahaca en tu cocina, retas y perturbas el desarrollo de los OGM y la aspersión del glifosato. Hay estudios que indican que si llegamos a que un 16% de la población consuma única y exclusivamente comida orgánica, la rentabilidad del negocio de Monsanto desaparece.

Bayer, actual dueño de Monsanto, dice que en Colombia el debate es “político y no científico”. Pero ¿acaso no es la ciencia de la toxicología la que están apoyando para acabar con los cultivos ilícitos? ¿acaso no es la ciencia la que nos dice que el glifosato acaba con la tierra fértil? ¿acaso no es la ciencia en la que se tiene que invertir millones de dólares para curar el cancer? ¿acaso no es la ciencia la que nos dice que

“sólo el 0.01% de la aspersión del glifosato de hecho llega a su objetivo. El 99.99 % va a al aire y a nuestras fuentes de agua” – Zach Bush, MD.

Gracias por leerme. Continuará…

Con Amor,

Referencias

Un comentario en “EL GLIFOSATO: ENTRE LA SALUD Y LA SEGURIDAD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s